Complemento indirecto

Acabo de dejar en la mesilla de noche un poemario de José Martí. El poeta y revolucionario cubano dijo muchas cosas. Supongo que si eres poeta revolucionario es lo normal.

Estoy dándole vueltas a una de sus frases más célebres mientras me desperezo. Dice algo así como que en la vida hay que plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro. Pues bien yo no he hecho nada de eso, así que según el poeta no debo estar demasiado realizado. Quizá, lo más parecido haya sido apreciar jardines japoneses, hacer de canguro de vez en cuando del hijo de mi amiga Sofía y reescribir periódicamente las cuatro ideas que he tenido en un blog… eso si, leer si que he leído, pero no se si eso cuenta.

Deduzco que debo ser una especie de complemento indirecto en la vida. Aunque, la verdad, no me importa demasiado ser un C.I., ya hay demasiada gente que anhela ser sujeto, verbo y predicado… Yo, incluso me conformaría con ser un complemento circunstancial, claro que si las circustancias tienen curvas…

2 comentarios sobre “Complemento indirecto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s