El cuerpo de Naoko

Senos pequeños y firmes, de piel tersa. Cabello sedoso y de un negro profundo negro hasta la altura de mis hombros desnudos. Cintura estrecha, como de avispa, que se abre en unas caderas no demasiado anchas pero si lo suficiente para formar la curva de tu deseo… Me formo en ti. Mi vientre plano suspira las dulces caricias de tus dedos. Mis ojos rasgados anhelan cruzarse con los tuyos noche tras noche, buscándote entre resquicios atrapados en la oscuridad que vivo sin ti.

Oigo tu sueño recurrente y no busco otra cosa que a ti, me trazo en líneas cálidas para ti. Soy Naoko, soy tu sueño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s