Cambios

Sofía está confusa, dice que no siente que sea ella misma, que fluctúa constantemente. Yo, sin embargo, sigo viendo en ella una mujer de andar cadencioso, preciosa piel de luna y carácter definido… por mucho que ella dude.

La mañana es cálida para ser febrero y los rayos de un incipiente sol prometen un paseo agradable, sin embargo los pasos Sofía no son decididos, esas cosas se notan, y me temo preguntas.

– Sr. Tonooi… Usted cree que soy un tanto veleidosa?
– No se muy bien a que se refiere.- contesto un poco a la defensiva.
– Bueno, no se, a veces creo que cambio de opinión fácilmente y eso me afecta, igual demasiado.
– Le recomendaría no preocuparse demasiado por ello.
– Por favor… Haga un esfuerzo, es importante para mi.
– Ve ese árbol, el cielo? A cada instante se transforman, no son los mismos…
– Muy bonita metáfora. Pero me gustaría que fuese algo más concreto.
– Sabe que decía Heráclito? Que en los mismos ríos entramos y no entramos, pues somos y no somos los mismos. Quiero decir que todo es un devenir y siempre hay momentos en nuestra vida en los que no estamos seguros de nada. Siga caminando, o si quiere nade por el río, e igual llega a algún sitio.
– Con usted de consejero ni me imagino adónde.

Como es natural en febrero, el tiempo cambia, el sol desaparece y empieza a hacer un poco de frío. Aceleramos el paso y mi amiga sonríe. Igual si que es un tanto veleidosa, pero mantiene un excelente estado de forma.

Un comentario sobre “Cambios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s