Experiencias

Ha pasado el tiempo del excesivo consumo material, empieza a estar mal visto y me alegro de ello, no obstante seguimos sin poder parar de consumir y la nueva deidad pagana que perseguimos son las “experiencias”. Un ejemplo sencillo, si no viajas no estás en la onda; y por supuesto si no practicas un deporte extremo te pierdes la emoción de la vida. En definitiva no sabemos estar en paz sin la necesidad de no hacer nada.

Emily Dickinson escribió sus maravillosos poemas sin salir prácticamente de su habitación, su imaginación era su ventana al mundo. Puede ser un ejemplo excesivo, lo se, pero por eso es significativo; hay otras formas de entender la realidad.

El tan ansiado tiempo solo cobra sentido si lo aprecias sin urgencias, disfrutando dulcemente sin tener que llenar el zurrón de nuevas y genuinas “experiencias vitales”. Lo esencial es invisible a los ojos. Cuanta razón tenía el querido zorro del principito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s